Demasiado fuerte 3

No tengo conversaciones contigo.
Si me mareas,
te mareo con mi sexo para espantar tus palabras.
No tengo conversaciones en la cama,
ni antes ni después
no mezclo dinga con mandinga,
vino con cerveza
o el corazón con la piel.

Mis versos son disfraz y autoretrato engañoso.
No digo bien por donde vengo
ni adonde atisbo la luz.
Rebelde en mis dominios, sigilo tu nombre
para que corras y volverte espuma,
efímera y volátil.
Me presencio y regreso presurosa al silencio.
Me albergo en las sombras
con el único amor que te incluye.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s