Poema Liberado: Los poetas necesitamos más palabras

Los poetas necesitamos más palabras.

 

Los poetas necesitamos más palabras.

No nos dan las del trabajo

ni las de domingo.

No nos sirve para nada

otorinolaringólogo

o filantropía.

No nos son suficientes las del femenino

ni las del masculino

ni los sustantivos epicenos

ni los diccionarios.

Los sinónimos no se nos parecen

ni los antónimos se contradicen.

Cada palabra es

una sola,

sólo la que quisimos

o encontramos

como descubrimiento fatídico del destino.

 

El término curriculum vitae no rima con nada.

No produce ninguna melodía

un nematelminto alado,

a menos que tenga marca registrada

y se lo coma la masa como línea novecientos.

Necesitamos las palabras como pertrechos,

como fusiles al hombro para matar pesadillas.

¿Cómo lograr el requilorio si no podemos inventarlas?

¡Si es que necesitamos más palabras!

Más palabras para decir muerte

y para gritar gozo

o contar del retrechero amor

o de la diuturna soledad.

Los poetas necesitamos más palabras

que las que dicen en el noticiero de las seis

para nombrar el hambre del alma

y la resequedad de la dejadez.

guerra

democracia

colonia

escribirlas todas con letras minúsculas

y de alguna manera mezclarlas

y dejarlas morir,

las que sobran

las que son débiles

las que están passé.

Y mientras buscamos palabras en el armatoste de la lengua,

más vale que tengamos algo que decir,

algún relato de la melancolía,

un sufrimiento desesperado,

un ímpetu volcánico de lucha, indignación o vergüenza,

que las palabras no servirían de nada

si los poetas

acementamos el corazón.

 

 
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución 3.0 Puerto Rico.

Anuncios