Casi a ciegas

Quizás así se debe entrar al amor y al cine. Quizás solo con el mínimo de información es que las sutilezas de una historia no se ahogan en lo conocido o en lo anticipado. Confieso mi empeño en alejarme de las críticas que como un cliff note arruinan la sorpresa de un filme. Así entré ayer, casi a ciegas, a tres de las cuatro películas del primer día de la muestra del Puerto Rico Queer Filmfest.

A las dos comencé la degustación con El último verano de la boyita, de la directora Julia Solomonoff. En este filme de Argentina se muestran personajes pre-adolescentes con los que la directora maneja el tema de la identidad de género y la intersexualidad dentro de un marco de referencia temática de la familia latinoamericana y el machismo. Este drama se desarrolla con el sosiego rítmico característico del cine argentino que le concede al espectador familiarizarse con los personajes por una parte y sumergirse en la fotografía estilizada que nos ofrece Solomonoff. Los protagonistas Jorgelina y Mario crecen y se nos crecen en la pantalla con puntuales actuaciones que coinciden con el tono relajado y casi estoico del guión. Próxima presentación, lunes 15 de noviembre a las 7:00 pm.

El segundo largometraje de la tarde, Spider Lillies, dirigida por Zero Chou. Es un drama morboso y a la vez infantilizado, quizás porque se sumerge cíclicamente en los recuerdos de la infancia y adolescencia de las dos protagonistas, Jade y Takeko. Cada una de ellas resuelve tratar sus recuerdos de manera diferente, lo que redunda en el conflicto principal de la cinta, el recuerdo salva y a la vez condena. Otros elementos de la trama abonan a la ambientación y caracterización de los personajes dándole al público un una construcción no linear de estas dos jóvenes. Tanto las protagonistas como los personajes secundarios comparten algún componente de raridad o “quirckiness” que supera lo queer como el eje de identidad y sugiere una lectura alternativa a la gastada aceptación de la identidad sexual ante la presión de la sociedad. Ellas están llamadas a enfrentar sus propias limitaciones de carácter e historia personal dentro de una historia particularmente inusual. De ritmo a la vez lento y accidentado, es un filme que toca el tema del enamoramiento precoz, la culpa y la autogestión con que sobreviven las dos mujeres. Esta película no se volverá a presentar en la cartelera del festival.

El tercer largometraje es uno de los platos fuertes del festival, El Cónsul de Sodoma, del director y guionista Sigfrid Monleón. Me reservo el comentario para someterlo a ustedes con más calma, no sin antes exhortarles a que no dejen de ir a ver esta magnífica película, que no se la pierdan. Próxima presentación, sábado 13 de noviembre a las 7:00 pm.

Anuncios

Apertura del PR Queer Filmfest

Caribe gay, caribe fundamentalista, isla gay, isla fundamentalista.

Children of God fue la película que estrenó anoche el Queer Filmfestival de Puerto Rico. Un drama sobre las dinámicas de closet, racismo y religión en las Bahamas, dirigido por una hombre negro de Bahamas (Kareem Mortimer), con actores de Bahamas en una excelente producción de las Bahamas. La primera pregunta que me asalta es: cómo, de esas islas que le dan nombre al triángulo donde se pierden aviones y navíos, surge un cine tan maduro como el que se presenció anoche en la sala principal del cine Metro de Santurce. No es que no haya cine allí (lo que supe al final de la película, al observar las asociaciones de cine que endosaron la producción)  sino que jamás había llegado a mí cine de las Bahamas y esta oferta deja ver una calidad impresionante. El largometraje aborda el tema de los crímenes de odio desde una perspectiva caribeña que la convierte en un espeluznante reflejo de lo que también pasa aquí en Puerto Rico.

Quien sabe algo de historia LGBTT en el Caribe sabe que en varias ocasiones los fundamentalistas religiosos de las Bahamas se han opuesto al anclaje de cruceros fletados por agencias de viaje gay, como Atlantis y Olivia Cruises. La oposición incluía ataques a la entereza moral de las personas homosexuales en los medios y protestas y bloqueos en los muelles donde atracan estos cruceros. Mortimer comienza el drama posicionando a algunos de sus personajes en ese afán de limpiar los “demonios” de la homosexualidad y a otros tratando de vivir con las consecuencias culturales y personales que estas caserías de brujas fomentan. Las actuaciones del  elenco son de calidad y le permiten al público acercarse a sus historias por la honestidad y limpieza performativa que la directora extrae de ell@s. Los temas de racismo, fundamentalismo religioso, crímenes de odio, identidad y el Caribe son manejados con destreza tanto en la actuación como en la trama.

El ritmo del desarrollo fluyó con la parsimonia tan característica del trópico. Lo que llevó a comentarios sobre que la película era lenta. Sin embargo, una mirada comparativa al estilo de otros cines como el de Argentina o Uruguay (como por ejemplo la excelente cinta El gigante, de Adrián Biniez) o el cine japonés de Kirosawa me lleva a concluir que el ritmo sí es relajado pero lento, no creo.  Lo que sí se supo por comentarios de la audiencia es que el sexo se tarda en llegar, esto por las exclamaciones de “por fin” que se escucharon en la sala al comenzar la escueta escena de sexo entre los protagonistas. Bueno, que es un queer filmfest vamos.

Visualmente la película es de muy buena calidad fotográfica con una predominancia de los marcos cerrados que enfocan la construcción de los personajes. El entorno tropical pasa a un segundo plano, no que ello signifique que no se aprecien excelentes tomas de paisajes y bellezas naturales. En cuanto al sonido, también fue manejado cuidadosamente lo que permitió que se entendiera con poca dificultad el dialogo en un inglés con acento de Bahamas sin subtítulos ni captions.

Algunos detalles de la trama se quedan como que en el aire, particularmente cuatro personajes, el pastor, su esposa y su hijo, y el padre del protagonista. Sin embargo esto no afecta la trama principal.  Alguien me comentó a la salida, “es que estaban pasando demasiadas cosas y nadie iba para ningún lado”  a lo que contesté “¿Qué mejor metáfora de la isla que esa? Aquí nos pasa exactamente igual, pasan demasiadas cosas y no vamos para ningún lado” .

Children of God: Recomendada. Se presenta* el lunes, 15 de noviembre a las 9:00 pm en el cine Metro de Caribbean Cinemas.

*sujeto a cambios.  Confirme con el calendario de presentaciones en la página del festival http://www.puertoricoqueerfilmfest.com/

Una cal y otra de arena, un En Rojo queer y el discurso de la farsa como ficción

…qué llanto
qué palabra que no sea un insulto
serviría
no para conmoverlos
ni para convencerlos
ni para detenerlos
Sólo para decirlo…

Idea Vilariño

En abril de este año, para el evento de Poetry is Busy saqué  a la luz mi segundo poemario hecho a mano, La mano izquierda.  Este libro es una antología personal de poesía social y cotidiana. Algunos de los poemas incluidos salen de mi poemario Batiborrillo, otros vieron luz primera en este blog y otros pulularon por facebook brevemente. Esta semana tres de ellos aparecen en el En Rojo del semanario Claridad, uno social, Préndeme y dos de los cotidianos, Me gusta cuando el pan y Funeral a destiempo.  Esta edición del En Rojo, el suplemento cultural del semanario, es una edición especial queer. Allí, gracias a la gestión de la directora del suplemento, Alida Millán Ferrer y del editor invitado, Jorge Irizarry Vizcarrondo se abre un espacio de discusión en diferentes temas y perspectivas. A ambos van mis sinceras gracias y respeto. También agradezco la participación desprendida de colegas escritores, gays y lesbianas que colaboraron con el número, es un honor acompañarles. Sigue leyendo

Got Milk? -Más queerness en el Berlinale 2009

Por Aixa Ardín

Además de la segunda película de Lucía Puenzo, El niño pez,  el Festival Internacional de Cine de Berlin, Berlinale, cuenta con otras ofertas de temática queer.  Esta no es una lista exhaustiva si no a grandes rasgos de las películas queer que se presentan en la capital alemana.  Hasta ahora solo dos de las películas son en español: Ander de Roberto Castón y El niño pez de Puenzo.

Milk

USA, 2008, 128 min, Director: Gus Van Sant

567 Castro Street, USA, 2008, 7 min Director: Jenni Olson

The Times of Harvey Milk, USA, 1984, 88 min,Director: Robert Epstein

An Englishman In New York

United Kingdom, USA, 2008, 74 min, Director: Richard Laxton

Ander, Spain, 2009, 128 min Director: Roberto Castón

Fucking Different Tel Aviv

Germany, Israel, 2008, 94 min

Director: Yair Hochner, Avital Barak, Stephanie Abramovich,Elad Zakai, Eran Koblik Kedar, Ricardo Rojstaczer, Nir Ne’Eman, Hila Ben Baruch, Yossi Brauman, Sivan Levy, Eyal Bromberg, Anat Salomon, Sie Gal, November Wanderin, Yasmin Max
Queer Sarajevo Festival 2008, Bosnia and Herzegovina, 30 min, Director: Masa Hilcisin, Cazim Dervisevic

Sigue leyendo

El niño pez, nueva película de Lucía Puenzo

UPDATE 16 de noviembre de 2010

Acabo de ver la película en la segunda edición del Festival de Cine Queer de Puerto Rico (Puerto Rico Queer Filmfestival). Thumbs up! Buenísimas actuaciones, técnicamente lograda y con un ritmo que no abruma. Sin embargo, lo mejor de la película es su trama y cómo se desdobla. Puenzo no subestima su público y le da sólo lo necesario para seguirle en las transposiciones de tiempo y migajas de pistas que nos va dejando hermosamente en la pantalla. La belleza de las protagonistas y la ternura de su relación precoz son cautivantes. Un excelente trabajo de fotografía muestra un entorno real y aunque presenta tomas sublimes de la naturaleza no cae en el narcisismo paisajista tan común en el NCA.

En cuanto a la historia, debo someter algunos spoilers pues Puenzo aborda visualmente la imposición sexual de adultos sobre niñas, (sí, violación pero ya en el punto que raya en costumbre), incesto (bueno, su consecuencia), prostitución infantil y abuso de animales. Nada que no se vea en el periódico. Recomendada, pero hoy fue su última función en el festival. Más tarde hoy, Quemar las naves a las 7pm y Contracorriente a las 9:30pm

Entrada original 7 de febrero de 2009

Por Aixa Ardín

Si te encantó la película XXY (2007),  ya su directora, Lucía Puenzo, nos presenta otro filme que esperar.  La joven cineasta argentina de 33 años presentó en la edición número 59 del  Festival Internacional de Cine de Berlin, Berlinale, a El niño pez.

Esta vez Puenzo, trabaja una historia de amor entre dos amigas adolescentes basada en su propia y primera novela homónima escrita a sus 23 años y reeditada recientemente por Beatriz Viterbo, Tusquets Editores S.A.

Imagén promocional de El niño pez

Imagén promocional de El niño pez

Las actrices Inés Efron, quien hizo el papel protagónico en XXY, y Mariela Vitale protagonizan esta cinta que tiene todos los elementos de un drama lésbico;  deseo, pasión, celos y rabia.

El niño pez narra el intenso romance entre Lala (Efron), una joven adinerada de Buenos Aires, y su empleada doméstica paraguaya, interpretada por Vitale, Ailín, alias ‘la Guayi’.  El País

La película es una coproducción hispano-argentina-francesa y se presentó fuera de competencia en el festival en la sección de Panorama con una muy buena acogida.

También participan en la película los actores españoles Carlos Bardem y Pep Muné.

El niño pez se se comenzó a rodar en julio del 2008 con un calendario  de ocho semanas y un presupuesto aproximado de 2 millones de dólares. Está producida por José María Morales (Wanda Vision) y por el director Luis Puenzo.

Sin duda esperaré su aparición en las salas puertorriqueñas.

Lucía Puenzo estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires y Cine en el Centro de Experimentación Cinematográfica del INCAA. Es guionista de cine y televisión. Ha escrito largometrajes, documentales y miniseries. El niño pez es su primera novela. Actualmente se prepara para dirigir Los Invisibles y escribe su segunda novela Paracaídas.


El beso de la muerte

Some lessons cannot be taught, they must be lived to be understood. –Stick to Elektra

El beso de la muerte

Soy una fanática de Jennifer Gardner. Desde que fue la host de los premios técnicos de los óscares hace años atrás quedé impactada y me juquié con Alias, volví a ver The Green Lantern y esperé a Elektra con ansias. Jennifer es una mujer espectacular para mirar y admirar. Es guapa, con labios suculentos, ojos expresivos y un poco tristes, además un cuerpo fabuloso. Sus personajes son de acción con los cuales demuestra sus habilidades en artes marciales, asesinato y espionaje, todo conservando el allure de una femme fabulosamente fuerte pero a la vez vulnerable.

Hoy vi Elektra nuevamente. Se me había olvidado que tenía lesboerotismo. Hay un personaje llamado Thyphoid, una mujer asiatica y malévola con capacidad de provocar la muerte en todo lo que toca, pisa y sopla. Elektra y Thyphoid están en bandos contrarios, tú sabes, el binomio del bien y el mal. La escena lesboerótica de la película sucede cuando ellas se enfrentan y Thyphoid en un intento de matarla la sorprende y la besa en la boca largo y profundo, un poco inhalándole la vida, un poco exhalándole la muerte. Ciertamente se me había olvidado. Es como un beso de esos que nos destruye la vida. Sensual, erótico, pero al fin y al cabo un beso que firma nuestra acta de defunción. Es un beso inequívoco que no se puede entender del todo hasta que se experimenta. La muerte, claro, es metafórica y lo que uno aprende de esos besos lo lleva en el recuerdo por siempre.

Multan y disciplinan a la entrenadora de Penn State

Rene Portland recibe multa de $10,000 de la universidad de Penn State- Esta “coach” hubiera seguido con su comportamiento si no fuese por la valentía de una de sus ex-jugadoras. Jennifer Harris alega que no es gai pero en su demanda acuso a Portland de discriminación por raza. La universidad comenzó una investigación interna y no encontro evidencia de discrimen por raza pero sí de un patrón de discrimen por orientación sexual.

Por años las alegaciones de que Portland acosaba y sacaba del equipo a cualquier jugadora que ella percibiese como lesbiana cayeron en los oídos sordos de la administración. Ahora quizás por la presión pública generada por el caso de Harris deciden darle un “slap in the wrist” . Sin duda seguiremos oyendo mas atrocidades sobre el comportamiento de Portland

*******

April 19, 2006 IndyStar.com

Off the wire

Penn State fines coach over treatment of player

Penn State fined women’s basketball coach Rene Portland $10,000 after concluding she violated university policy in her alleged hostile treatment of a player who was perceived to be a lesbian.

Not in agreement: Rene Portland, fined $10,000 by Penn State, said she disagreed with the ruling but would remain as women’s basketball coach. – PAT LITTLE / Associated Press

The university, in a statement Tuesday on its investigation, also said Portland would be dismissed for any further violation of the school’s nondiscrimination policy and had been ordered to take professional development “devoted to diversity and inclusiveness.”

noticia completa

The Constutition…or the Bible?

The Constutition…or the Bible?

El mismo quote con otros comentarios aqui.
 snip

Raskin replied: "Senator, when you took your
oath of office, you placed your hand on the Bible
and swore to uphold the Constitution. You did
not place your hand on the Constitution and
swear to uphold the Bible."
Justo al punto, hmm? Este va a ser el cartel que llevaré a la parada este año.

Gracias a Ismalia por este forward